Toda la información que necesitas sobre las mascarillas de tela hechas a mano

Una introducción para ponernos en situación

A día de hoy han pasado 54 días desde que se decretó el estado de alarma en nuestro país. Durante este tiempo hemos tenido que dejar atrás la que era nuestra vida normal, y adaptarnos a una situación para la que nadie ni nada nos había preparado.

Es en situaciones así cuando uno se tiene que reinventar y tomar decisiones.

Eso es lo que muchísima gente hizo y sigue haciendo con el tema de las mascarillas protectoras.

Cuando las mascarillas desaparecieron de las farmacias y los comercios, nos encontramos en una situación en la que no podíamos adquirir ni siquiera el elemento más simple para protegernos contra este coronavirus. Además al principio había bastante desinformación sobre tipos de mascarillas; cuál era el adecuado para el personal sanitario, cuál era suficiente para el ciudadano de a pie, si deberían llevar filtro o no, qué demonios era el TNT…

Sin embargo en muy poco tiempo empezaron a surgir grupos perfectamente organizados y comprometidos que fabricaron y siguen fabricando mascarillas higiénicas para donar a residencias, fábricas, o la población en general. Estas mascarillas están aconsejadas para que las personas sanas las utilicen en el transporte público hasta el puesto de trabajo, cuando no es posible mantener una distancia de seguridad o para ir a la compra. Y así las mascarillas quirúrgicas se reservan para el personal sanitario y los enfermos.

Es increíble la labor de estas personas, que en estos días difíciles han sacado lo mejor de sí mismos (como tantos otros profesionales y no profesionales) y nos han hecho la vida un poco más segura y cómoda.

Si quieres saber la diferencia entre los diferentes tipos de mascarilla, puedes consultar este enlace.

cosiendo mascarillas

¿Y ahora, casi dos meses después?

Ahora, además de este sistema de reparto de mascarillas de primera necesidad, existen infinidad de pequeños comercios que han empezado a ofrecer mascarillas hechas a mano, con telas estampadas y diversos diseños. Es una forma de mantener la actividad en nuestras pequeñas tiendas, y en la mayoría de los casos el precio que se pide sirve básicamente para cubrir el coste de los materiales y el tiempo invertido. También tengo que decir, que paralelamente a la venta de estas mascarillas, la mayoría seguimos aportando mascarillas gratis a los sitios donde más se necesitan, o simplemente para repartir en nuestra zona a amigos, familiares o vecinos.

Este tipo de mascarillas, son las llamadas “mascarillas higiénicas reutilizables” y la Asociación Española de Normalización ha publicado un documento que describe sus requisitos en cuanto a materiales, diseño, confección, marcado y uso. Esta es la especificación UNE 0065:2020.

Basándome en dicha especificación y otras fuentes de información, voy a dedicar mi post de hoy a explicar lo más detalladamente posible cuáles son las características de estas mascarillas y cómo debemos usarlas y lavarlas para asegurarnos de que nos protegen correctamente y también para que duren la mayor cantidad de tiempo posible.

GUÍA DE USO DE LAS MASCARILLAS HIGIÉNICAS REUTILIZABLES (MASCARILLAS LAVABLES HECHAS A MANO)

Qué es una mascarilla higiénica reutilizable?

Según la UNE 0065:2020, la mascarilla higiénica reutilizable es un tipo de mascarilla que está formada por una o varias capas (de un material o combinación de materiales que hayan superado los ensayos pertinentes), de tal modo que garantice una eficacia de filtración ≥90%, y una respirabilidad <60Pa/cm². Estos datos deben ser determinados por un laboratorio, que somete las mascarillas a diversas pruebas para garantizar su eficacia.

Nos indican además que la mascarilla debe sujetarse a la cabeza o a las orejas mediante bandas elásticas o cintas, y que debe aguantar al menos 5 ciclos de lavado y secado manteniendo sus prestaciones (dependerá del tipo de tejido, pero por lo general cualquier mascarilla realizada con buenos materiales y buena confección aguantará mucho más de 5 lavados).

Por descontado, debe cubrir toda la zona de la nariz, boca y barbilla, y debe poder ajustarse bien a la cara, dejando la menor cantidad de huecos posibles.

mascarillas de tela

Para quiénes están indicadas las mascarillas higiénicas reutilizables?

La especificación informa de que estas mascarillas están indicadas para adultos y niños a partir de 3 años SIN SÍNTOMAS que no sean susceptibles de utilizar mascarillas quirúrgicas ni máscaras filtrantes de protección contra partículas. Es decir, que están indicadas para la población general.

NO SON ADECUADAS para personal sanitario o de alto riesgo. NO CONSTITUYEN UN EPI (Equipo de Protección Individual).

SÍ SON ADECUADAS para personas SANAS que tienen que ir a trabajar, a hacer la compra, etc., y no tienen garantías de poder mantener las distancias de seguridad.

Hay que recalcar que el uso de estas mascarillas no exime a la población de seguir tomando todas las medidas de higiene y seguridad pertinentes, como el lavado de manos y la distancia de seguridad con otras personas.

Esto es importante porque el uso de la mascarilla puede crear una falsa sensación de seguridad, y podemos llegar a «relajarnos», manipulando incorrectamente la mascarilla o descuidando la higiene.

Las mascarillas caseras se pueden considerar «mascarillas higiénicas reutilizables» según la UNE 0065?

Pues técnicamente… no.

En el momento en que se nos están pidiendo pruebas de laboratorio para determinar la capacidad de filtrado y respirabilidad, está claro que un ciudadano de a pie no va a poder llevar a cabo dichas pruebas.

Sin embargo, el documento de la UNE 0065 aporta mucha información valiosa gracias a la cual podremos coser en nuestras casas mascarillas que difícilmente no estén a la altura de las expectativas.

Por ejemplo, en cuanto a los materiales utilizados, se nos informa de una serie de empresas que han validado sus mascarillas, y nos facilitan los datos sobre el tipo de tela o el gramaje usado.

Os pongo un ejemplo: una de éstas empresas declara que sus mascarillas están confeccionadas con 4 capas:

– 2 de bambú 80% + poliéster 20% (cuerpo de la mascarilla), gramaje no especificado.

– 2 de tejido no tejido, TNT 100% polipropileno (filtro interior), con un gramaje de 17 gr/m².

La tela TNT es un tipo de tela que no está tejida (TNT = tejido no tejido). Significa que no tiene hilos entrecruzados, sino que es como un aglomerado de fibras. Es la típica tela de las bolsas y mochilas de propaganda que todos tenemos por casa. Es un tipo de tejido de alto poder filtrante.

Las mascarillas Gran Pequeño están confeccionadas con 2 capas de tela 100% algodón con un gramaje no inferior a 150 gr/m² y 2 capas de TNT 100% polipropileno con un gramaje de 55 gr/m².

La especificación también incluye un patrón en varias tallas para niños y adultos. Es del tipo alargado con pliegues. Aunque no se opone a que los fabricantes usen otro tipo de diseño, siempre y cuando se garantice que no habrá una merma en las condiciones de seguridad.

Muchas mascarillas, como las mías, están siendo confeccionadas con un diseño ergonómico, más anchas en la parte central y más estrechas en los laterales, adaptándose muy bien a las formas de la cara, por lo que es de suponer que no existe una merma en las condiciones de seguridad.

Como veis, las mascarillas hechas en casa pueden ser fiables siempre que se usen materiales de calidad, el diseño sea efectivo para cubrir nariz, boca y barbilla, y disponga de algún elemento filtrante de gramaje adecuado.

En estos momentos creo que es mejor llevar una mascarilla casera bien hecha que no llevar nada, siempre y cuando se respeten las recomendaciones sobre su uso, evitando errores graves como los que detallo más abajo.

Insisto en que estas mascarillas están destinadas a PERSONAS SANAS SIN SÍNTOMAS, y que no evitan tener que seguir manteniendo la distancia de seguridad y la higiene de las manos.

¿Cómo se pone y se quita correctamente una mascarilla?

Los siguientes pasos para colocar y quitar una mascarilla son válidos para cualquiera de ellas, sean del tipo que sean. En el caso de las mascarillas infantiles, su colocación será supervisada por un adulto.

1. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

2. Identificar la parte superior de la mascarilla.

3. Sujetar la mascarilla por los extremos y posicionarla en la cara, a la altura de la nariz.

4. Colocar las gomas en las orejas o las cintas detrás de la cabeza.

5. Asegurarse de que la mascarilla tapa la barbilla. En caso necesario bajar un poco la parte inferior de la mascarilla.

6. En caso de existir pinza nasal, pellizcarla con ambas manos para ajustarla a la nariz.

7. Verificar el sellado y la ausencia de molestias respiratorias.

8. Una vez vez ajustada, no tocar la mascarilla con las manos. Si el usuario necesita tocar la mascarilla, debe previamente lavarse las manos con agua y jabón o frotárselas con una solución hidroalcohólica.

instrucciones mascarilla

Para quitarse la mascarilla se seguirán los siguientes pasos:

1. Lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

2. Retirar la mascarilla por los laterales, sin tocar la parte frontal.

3. Depositar la mascarilla en un lugar seguro hasta el momento de lavarla: un cubo cerrado, una bolsa aparte… en cualquier caso, evitar terminantemente que entre en contacto con ropa limpia.

4. Lavarse de nuevo las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica.

quitar mascarilla

Errores comunes a la hora de llevar una mascarilla

Como decía más arriba, llevar una mascarilla puede hacernos creer que vamos protegidos y que no representamos un riesgo para los demás por el simple hecho de llevarla, y puede que estemos cometiendo errores que quizás no cometeríamos si no la lleváramos. Dicho de otra manera: puede ser peor el remedio que la enfermedad.

errores mascarillas

Aquí van una serie de errores que hay que evitar cuando usamos nuestra mascarilla:

– No guardar la distancia de seguridad con el resto de personas. La mascarilla no es una barrera infranqueable. Si tienes delante a una persona infectada y te acercas demasiado, podrías acabar contagiado.

– Colocarla encima de la cabeza o debajo de la barbilla. Ambos gestos son tan absurdos que invalidan completamente el uso de la mascarilla. Llevarla así y no llevarla es lo mismo. Incluso peor, puede que estés llevando gérmenes a tu cuello o tu cabeza.

– Quitárnosla, por ejemplo para usar el móvil, y luego volverla a poner. De nuevo será como no llevar nada. Y si el móvil tampoco estaba limpio… puede que tengas un problema.

– Toquetearla, recolocarla. Si necesitas recolocarla, lávate las manos antes o usa el gel hidroalcohólico.

– Quitársela por la parte central. Se debe quitar por los laterales.

– No lavarse las manos antes de ponerla o quitarla. La higiene de las manos es fundamental.

– Introducir un dedo para rascarse, tocando el interior de la mascarilla. La tentación es grande, pero jamás lo hagas. Podrás llevar cosas indeseables desde el exterior hasta el interior de tu mascarilla, haciendo que pierda completamente su función protectora.

Fumar mientras se lleva puesta una mascarilla. Ello te obliga a estar quitándola y poniéndola. Lo mismo se aplica para comer y beber.

– Dejar expuesta la nariz porque nos molesta al respirar. Absurdo de nuevo. De esa manera no vas protegido en absoluto.

– Llevarla holgada. Cuanto más ajustada esté (sin resultar molesta), menos huecos dejará por donde puedan entrar los microorganismos.

– Usarla con barba tupida. Las barbas, sobre todo si son espesas, limitan el ajuste de la mascarilla al no permitir el sellado de la tela con la piel. Puede pasar aire a través del pelo, y por tanto, el virus.

Además la especificación UNE 0065 recomienda, por comodidad e higiene, no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h y no usarla en caso de que esté húmeda o sucia.

Por último, es importante saber que el Ministerio de Sanidad no recomienda el uso de mascarillas en niños menores de 3 años, ni en aquellos que tengan dificultad respiratoria o sean incapaces de ponérsela y quitársela por ellos mismos.

Os dejo un enlace al documento del Ministerio de Sanidad sobre recomendaciones sobre el uso de mascarillas.

¿Cómo se lavan las mascarillas higiénicas reutilizables?

El Ministerio de Sanidad ha publicado un manual de limpieza y desinfección de las mascarillas higiénicas reutilizables. Según este documento, existen tres maneras de limpiar y desinfectar eficazmente una mascarilla de tela.

1. LAVADO EN LAVADORA

Habría que realizar un ciclo completo de lavadora con detergente normal y a una termperatura de al menos 60ºC. Esta temperatura es la mínima indispensable para acabar con el virus. Después se dejan secar.

Algunas lavadoras tienen programas especiales de higienización de ropa que alcanzan altas temperaturas, pero no recomiendo usarlos. Los manuales de instrucciones de estas lavadoras aseguran que eliminan bacterias y alérgenos, pero no dicen nada de virus. Yo me ceñiría a la recomendación del Ministerio de Sanidad.

2. AGUA CON LEJÍA

Se sumergen las mascarillas en una dilución 1:50 de agua tibia con lejía durante 30 minutos (una parte de lejía por 50 de agua son 20 ml de lejía por 980 ml de agua).

Después de este remojo se deben lavar con agua y jabón y aclarar bien para eliminar cualquier resto de lejía. Después dejar secar completamente.

No aconsejo este método para las mascarillas de tela estampada, puesto que pueden decolorarse. Ya sabéis que la lejía se «come» los colores.

Además, aunque se use la lejía, hay que lavarlas después igualmente. No queremos que quede ningún resto de lejía en el tejido. Pensad que luego ese tejido nos lo ponemos en la boca y la nariz.

3. PRODUCTOS VIRUCIDAS APROBADOS POR SANIDAD

Se puede utilizar cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para uso ambiental, que se encuentran registrados para uso por el público en general (estos productos, que están autorizados en su modo de empleo para superficies, podrán utilizarse para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables). Su uso será de acuerdo a las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos de contacto necesario para la actividad desinfectante.

Una vez desinfectadas las mascarillas, se lavan con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico y se dejan secar.

Aquí tenéis la lista de productos virucidas aprobados en España. Los más conocidos son la lejía Conejo o el Sanytol.

Existe OTRO MÉTODO no contemplado en el manual del ministerio, que es el de hervir las mascarillas en agua durante 5 minutos.

Este es un método muy eficaz, pero la integridad de la tela puede verse afectada. Después de cada lavado mediante este método, hay que poner la mascarilla al trasluz para asegurarnos de que no tiene áreas más delgadas o pequeños agujeros. Lo adecuado sería no sobrepasar los 10 usos, o los 10 ciclos de ebullición, en cualquier tipo de mascarilla de tela.

lavar mascarillas

Algunas recomendaciones a la hora de lavar mascarillas de tela

  • No mezclar las mascarillas sucias con la ropa limpia.
  • Dejarlas secar completamente, a ser posible dentro de las 2 horas posteriores al lavado.
  • Secarlas en la secadora puede ayudar a desinfectar las mascarillas. Aunque es mejor evitar secar aquellas que tienen elásticos, ya que se pueden estropear. Tampoco meter en la secadora filtros o mascarillas hechas con TNT.
  • El planchado a alta temperatura con vapor también es una buena forma de desinfectar. Aunque ocurre lo mismo que con la secadora; no se debe planchar el tejido TNT. 
  • No meterlas en el microondas.
  • No se deben utilizar productos que puedan degradar o dañar los materiales y que disminuyan su capacidad protectora.

 

En el siguiente enlace encontraréis una página de información a la ciudadanía que facilita el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar. En ella podréis informaros de temas relacionados con el estado de alarma y el COVID-19: franjas horarias para salir a la calle, qué hacer en caso de presentar síntomas, guías de buenas prácticas en el trabajo, recomendaciones en el caso de personas con enfermedades crónicas, y mucho más.

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/ciudadania.htm

Conclusiones finales

En mi opinión las mascarillas higiénicas reutilizables son una buena opción en el día a día de personas sanas que realizan actividades normales como ir a la compra, ir a trabajar, utilizar el transporte público, etc.

Si se realizan con varias capas de tela de buena calidad y un elemento filtrante como el tejido TNT, ofrecen una barrera aceptable contra el COVID-19 y otros patógenos.

Sin embargo, por muy buena que sea nuestra mascarilla reutilizable, no servirá de nada si no la utilizamos correctamenteEntre llevar mascarilla de tela o no llevarla, la mejor opción es llevarla, pero siempre sabiendo manejarla.

Al final, lo más importante sigue siendo el lavado de manos, mantener la distancia de seguridad y evitar tocarse la cara. El cumplimiento de esas tres recomendaciones es la mejor seguridad que podemos tener frente a esta amenaza.

Espero que  esta información os haya resultado útil. Si tenéis dudas o pensáis que me he dejado algo en el tintero, dejadme un comentario abajo.

¡Mucho ánimo a todos!

Pin It on Pinterest